¡Quiero conseguir la admisión en Stanford!

Admisión en Stanford

Stanford, una de las mejores universidades de Estados Unidos, recibe cada año miles de solicitudes demandando ser admitido para poder entrar a formar parte de su comunidad. Si estás ilusionado con iniciar el proceso de admisión en Stanford, no te pierdas el siguiente artículo.

Cómo consigo una admisión en Stanford

Cada año miles de padres de todo el mundo sueñan con que sus hijos sean admitidos en las universidades más prestigiosas del mundo, convencidos de que una educación en estos centros académicos les garantizará una carrera profesional de éxito y un futuro lleno de las mejores oportunidades. Hay un número de universidades, como Stanford, Harvard, MIT, Princeton, YalePenn y algunas otras, que iluminan las caras y los sueños de estos padres, sabiendo que una educación en estos centros cambiará las vidas de sus hijos, les proveerá de una red de contactos espectacular de cara al futuro, y les brindará incontables oportunidades profesionales antes incluso de haber terminado la carrera.

Pero es importante entender lo difícil que es conseguir una admisión en Stanford o en centros del mismo nivel académico y sobre todo, ser conscientes de que el éxito en la vida no depende de poder ser admitido, o no, en estas universidades. Gran parte de los estudiantes que van a estas universidades pasan desapercibidos por la vida, mientras que muchos otros, que estudian en muchos otros centros universitarios, llegan a tener un impacto mundial en sus actividades. Muchas familias cometen el error de pensar que sólo vale la pena estudiar en universidades de élite tipo Yale o Stanford, sin saber que existen decenas de sitios de grandísimo nivel educativo en Estados Unidos y que en algunos campos de estudio hay universidades que son mejores académicamente que los sitios más reconocidos por su nombre.

Universidades como Stanford pueden abrir muchísimas puertas a tus hijos, permitirte presumir delante de otros padres, de compañeros y de amigos, pero lo más importante cuando se valora una educación internacional es no sólo ser realista con el perfil de nuestro hijo, sino también encontrar la universidad que realmente sea ideal para el estudiante, evaluando variables académicas, sociales y financieras. Es importante darnos cuenta de que sólo unos pocos estudiantes de todo el mundo (la mayoría con expedientes académicos perfectos o con historias que demuestran que son unos fenómenos) pasan el duro proceso de admisión, con lo que lo normal, aunque nuestro hijo sea muy buen estudiante y haya hecho muchas cosas en sus años de bachillerato, es que no consiga la admisión en Stanford, Yale, Princeton o universidades similares. Y por esta razón también es muy importante tener diferentes alternativas cuando se empiece el proceso de evaluación de universidades, para tener un Plan B o un Plan C en el caso de que no se consiga la admisión en universidad que hayas elegido para tu hijo, bien sea Stanford u otra. De hecho, con los números que se manejan, viene muy bien el no confiar en la admisión en este tipo de universidades y barajar un abanico de opciones que garantice una buena universidad para el futuro del estudiante en EE.UU.

No he conseguido la admisión en Stanford, ¿Qué alternativas tengo?

Son muchos los padres que piensan que sus hijos pueden estudiar en este tipo de universidades, aunque éstos vengan con un expediente académico de notable y no hayan destacado de forma extraordinaria en ninguna actividad fuera de las clases. En la mayoría de casos, los padres no son realistas con los perfiles de sus propios hijos, no queriendo entender que las posibilidades de conseguir admisión son prácticamente nulas, y no dejándoles evaluar muchas otras universidades que podrían ser más idóneas para sus hijos e incluso más beneficiosas para sus futuros.

Las malas noticias son esas, que es realmente difícil conseguir la admisión en Stanford o universidades TOP con cada vez más competencia dentro y fuera de EE.UU., con miles de jóvenes con expedientes académicos perfectos aplicando y con unos ratios de admisión cada vez más bajos. Pero las buenas noticias son que no pasa nada si al final no se consigue la admisión en este tipo de universidades, ya que existen cientos de universidades que también pueden ayudarles a conseguir sus objetivos personales, académicos y profesionales. Además, también pueden aportar innumerables beneficios a los estudiantes y pueden ser una mejor elección para la mayoría de jóvenes. Sí, hay cientos de casos de éxito de estudiantes graduados de Stanford o Harvard, pero también hay miles de casos de éxitos que salen año tras año de las más de 4.000 universidades que existen en EE.UU. Y todo esto sin incluir todos los beneficios que una educación y experiencia internacional tiene en jóvenes de 18 a 22 años.

Cómo es el proceso de admisión en Stanford

El proceso de admisión en Stanford y centros universitarios de primer nivel es muy complejo, empezando con la preparación con dos, tres o incluso cuatro años de antelación. Los ratios de admisión en la mayoría de centros académicos como Stanford van del 5-15%, y la mayoría de estudiantes que solicitan acceso tienen expedientes académicos perfectos, resultados muy altos en el SAT y en los ‘Subject Tests’, actividades extracurriculares y de voluntariado y otros proyectos personales que demuestran ambición y que hablan de forma muy positiva de experiencias extraordinarias a una edad temprana.

El ratio de admisión para estudiantes de todo sobresalientes es incluso más bajo, ya que un buen número de plazas ya están ocupadas por esos estudiantes que han demostrado un talento excepcional en sus años de ‘High School’ y que destacan por sus perfiles delante del resto. También los deportistas tienen un trato especial a la hora de conseguir admisión, ya que ya demuestran algo diferente en sus vidas y aportan mucho valor al campus y diversidad. Siguen necesitando un buen expediente académico pero ni están compitiendo contra miles de estudiantes en el proceso de admisión, ni tienen que demostrar nada más allá de lo que ya han demostrado a los entrenadores deportivos que les quieren en sus equipos.

Increíblemente, en Stanford, un 69% de los solicitantes que habían tenido todo sobresaliente y un SAT perfecto de 2.400 puntos no fueron admitidos, probablemente porque el departamento que gestiona la admisión en la universidad no consideró que podrían aportar mucho valor al campus, más allá de su talento intelectual. De eso ya tienen mucho en Stanford. Lo que realmente buscan son aquellos estudiantes extraordinarios que ya hayan demostrado acciones especiales en su vida y que aporten valor a la diversidad del campus.

Admisión en Stanford

Qué tipo de estudiantes consiguen una admisión en Stanford

Para conseguir la admisión en Stanford, el primer paso que realizan es una evaluación holística de cada estudiante, centrándose en la excelencia académica, la vitalidad intelectual y el contexto personal de cada individuo. Van a valorar a estudiantes muy inteligentes, que hayan destacado intelectualmente o con algún otro talento, y que hayan demostrado que están listos para hacer grandes cosas. Buscan al próximo Elon Musk o Mark Zuckerberg, gente que pueda cambiar el mundo en el futuro.

El punto más importante dentro de la evaluación de los estudiantes es la excelencia académica, basándose en la preparación que han recibido, en los resultados que han obtenido y en el potencial que tienen para ser personas de éxito. En Stanford, quieren a jóvenes que hayan dado el máximo durante los años de bachillerato, que tengan notas de sobresaliente, que lo hagan muy bien en los exámenes de acceso y que no se hayan conformado con lo vivido en la faceta académica.

El segundo punto es la ambición y vitalidad intelectual del estudiante, valorando su compromiso, su dedicación y su interés en querer hacer cosas extraordinarias con su vida. Las cartas de recomendación y los ‘essays’ (ensayos escritos) que van dentro de la solicitud de admisión, darán muchísima información de los candidatos. Stanford quiere ver en sus candidatos curiosidad, entusiasmo, energía, compromiso y/o ambición en las actividades realizadas, independientemente del campo de acción o ‘expertise’ del estudiante. Quieren tener a gente que destaque, que sean extraordinarios en las actividades que hagan, ya sea en investigación, en voluntariado, en tecnología, en proyectos emprendedores o en deporte.

Son muchos los estudiantes con un expediente académico perfecto que no consiguen admisión en Stanford, principalmente porque al hacer ese análisis holístico, los encargados ven que poco podrían aportar a la comunidad estudiantil. Y son otros, como los deportistas, artistas o emprendedores, los que con peores notas (comparándolos con esa gran mayoría de resultados académicos perfectos) tienen mayores posibilidades de admisión en Stanford, Yale, Columbia, etc., al aportar un valor más alto a la universidad, al traer conocimientos y experiencias diferentes y al ayudar con la diversidad que una universidad como TOP necesita.

Estadísticas sobre el proceso de admisión en Stanford

Es realmente difícil entrar en este tipo de universidades ‘top’, sobre todo en los últimos años, debido al gran aumento de las solicitudes de admisión que reciben y que hacen que el ratio de admitidos sea cada año más bajo. En la siguiente tabla podemos ver los ratios de admisión para 2016 de algunas de las universidades más reconocidas en EE.UU.

Universidad Ratio Admisión # de estudiantes # de aplicaciones
Brown 9.6% 1.485 28.742
Columbia 7.4% 1.391 31.818
Harvard 5.9% 1.661 34.285
Princeton 7.9% 1.300 26.664
Yale 6.8% 1.355 26.664
MIT 7.81% 1.485 19.020
Stanford 4.8% 2.114 43.997

 

Ratios de admisión para la clase de 2016 de Stanford 

El ratio de admisión para estudiantes de primer año (freshman) en Fall 2016 fue de un 4.8%, con 2.114 admitidos de 43.997 solicitudes. La página web de Stanford ofrece una serie de estadísticas sobre los admitidos, que permite entender el perfil académico y, sobre todo, demuestra cómo muchos estudiantes pueden tener resultados perfectos en el SAT o en el colegio, pero sin embargo la mayoría no han sido admitidos finalmente en Stanford.

 

¿Qué notas tenían los estudiantes admitidos en Stanford en el 2016? 

El 96% de los estudiantes admitidos han tenido un sobresaliente de media en los últimos cuatro años de colegio.  

GPA* % de solicitantes % de los admitidos
4.0 o por encima de 4.0 58% 75%
3.7  -  3.99 28% 21%
Por debajo de 3.7 14% 4%

*(El GPA es el Grade Point Average, la nota media, y la máxima nota es un 4.0, aunque estudiantes que hacen clases con mayor dificultad pueden conseguir una nota todavía más alta)

 

¿Qué clasificación tenían, comparándolos con estudiantes de su colegio? 

El 95% de los estudiantes estaban en el top 10% de su clase en el colegio.

Rank % de solicitantes % de los admitidos
 Top 10% 78% 95%
11% – 20% 13% 4%
Por debajo del 21% 9% 1%

 

¿Qué resultados tenían en la sección de Critical Reading del SAT? 

La mitad de los admitidos obtuvieron un resultado en la sección de Critical Reading del SAT de 700 a 799. Un 22% de los estudiantes admitidos tenían un resultado perfecto.

Resultado % de los solicitantes % de los admitidos
800 10% 22%
700 – 799 36% 49%
600 – 699 34% 24%
Por debajo de 600 20% 5%

 

¿Qué resultados tenían en la sección de matemáticas del SAT? 

La mitad de los estudiantes admitidos obtuvieron un resultado en la sección de matemáticas del SAT de 700 a 799. Un 28% de los estudiantes admitidos tenían un resultado perfecto.

Resultado % de los solicitantes % de los admitidos
800 18% 28%
700 – 799 40% 49%
600 – 699 28% 20%
Por debajo de 600 14% 2%

 

¿Qué resultados tenían en la sección de ‘Writing’ (escritura) del SAT?* 

Un 55% de los admitidos tenían un resultado en la parte escrita del SAT de 700 a 799. Un 20% de los estudiantes admitidos tenían un resultado perfecto.

Resultado % de los solicitantes % de los admitidos
800 9% 20%
700 – 799 38% 55%
600 – 699 34% 20%
Por debajo de 600 20% 5%

*La sección de Writing no existe en el nuevo SAT que entró en vigor en 2016

 

Qué buscan realmente Stanford y otras universidades top

El objetivo principal de este tipo de universidades es la de crear valor, la de ser conocidas por “producir” estudiantes que van a marcar la diferencia en el mundo, que van a cambiar las cosas en la sociedad y en el futuro. Estas universidades quieren atraer y admitir a ese tipo de jóvenes, a estudiantes que quieren y pueden cambiar el mundo, y que están dispuestos desde una temprana edad a centrarse en sus sueños y pasiones, en sacrificarse y trabajar duro en sus objetivos, y en conseguir cosas extraordinarias. Para ello tienen que evaluar lo que estos chicos y chicas de 17 años han conseguido en el pasado, que es la variable que más puede predecir su éxito en el futuro.

¿Qué tienen que hacer los jóvenes para conseguir una admisión en Stanford?

Demostrando algo que hayan hecho de forma extraordinaria, algo que destaque a nivel nacional o internacional, que diferencie por completo al estudiante del resto de solicitantes de admisión que entran en el proceso. Sí, los estudiantes de todo sobresaliente, con muy buenas notas en el SAT y en los Subject Tests, y con actividades extracurriculares que demuestran pasión, sacrificio, compromiso y trabajo duro, tienen muchas posibilidades de ser admitidos, pero sin embargo, los que destacan de verdad en alguna actividad son los que realmente tienen más posibilidades de conseguir la admisión.

¿Cómo ser extraordinario?

  • ¿Eres un deportista de los mejores del mundo en tu disciplina?
  • ¿Eres un blogger o Youtuber con miles de seguidores?
  • ¿Has creado alguna empresa? ¿o alguna fundación de voluntariado?
  • ¿Has hecho proyectos o has recibido premios reconocidos a nivel internacional?
  • ¿Has desarrollado algún proyecto tecnológico?
  • ¿Han publicado alguno de tus redacciones, poemas u otros trabajos?
  • ¿Has inventado algo?

Si el estudiante ha hecho alguna de estas cosas, demostrará que es alguien extraordinario, alguien con el talento suficiente para aportar valor a sus futuros compañeros en Stanford y para marcar la diferencia en el futuro. Al evaluar el pasado de los estudiantes, un deportista, un músico, un emprendedor, un inventor, un ingeniero o un Youtuber pueden demostrar que ya son personas de éxito, que han conseguido destacar de forma importante, que han dedicado gran parte de su vida a conseguir esos éxitos, que han trabajado duro y hecho muchos sacrificios para llegar a conseguir lo que han conseguido, y que con esa ambición y una formación universitaria, podrán conseguir lo que se propongan en la vida, ayudando a cambiar el mundo. Es mucho más importante para estas universidades conseguir a este tipo de jóvenes, aunque no tengan todo sobresalientes, que a estudiantes con un expediente perfecto que todavía no ha demostrado nada fuera de lo común, de los que ya existen miles en EE.UU e internacionalmente.

Cuanto más se demuestre que se es muy bueno en algo, más compensa las debilidades que pueda tener el estudiante en un expediente académico o en los resultados del SAT. El principal objetivo es destacar en algo para marcar la diferencia con el resto de estudiantes que están solicitando la admisión.

 

Admisión en Stanford

stanford.edu

En resumen, ¿qué necesitas saber para tener mayores opciones de conseguir una admisión en Stanford?

  1. Es un sueño entrar en Stanford pero no es un fracaso el no conseguirlo. Existen decenas de universidades de altísimo nivel académico en EE.UU. que además aportan muchos otros beneficios al estudiante. Hay que volcarse en la aplicación y en el proceso, pero también hay que preparar otras opciones donde pueda tener más posibilidades de admisión.
  1. Hay que empezar a preparar el proceso de admisión con años de antelación. Cuanto antes pueda empezar a prepararse el estudiante, muy especialmente en desarrollar algún talento extraordinario que pueda marcar la diferencia, mejor. No perder tiempo en actividades en las que no sobresalga, sino centrarse en ese talento que pueda demostrar que es alguien especial y puede llegar a entrar en Stanford.
  1. La parte académica es muy importante. El estudiante debe ser de nota sobresaliente, no cuentan los estudiantes que no puedan demostrar su inteligencia o que tengan varios notables en su expediente académico. Tampoco sirven los atajos. Cuanto más difíciles y complejas sean tus clases y más alto sea el nivel, mejor visto será por los evaluadores finales.
  1. Si el estudiante tiene notables y no es un fenómeno en alguna actividad fuera de lo académico, debe ser consciente de que no es del nivel académico que buscan estas universidades y que es imposible conseguir admisión. Mejor no perder el tiempo ni llenarse de ilusión con algo que es imposible.
  1. No se puede pensar solo en la parte académica, es importantísimo demostrar que el estudiante puede aportar mucho más que solo buenas notas, y para ello es imperativo que demuestre actividades y acciones que sean relevantes y extraordinarias. Tiene que ser muy bueno, excepcional, una estrella del deporte, de la música o del arte, un emprendedor o un ingeniero precoz con proyectos ya desarrollados. Si es uno de estos individuos, con un buen expediente académico, tendrá más opciones de ser admitido que cualquier otro estudiante de todo sobresalientes que no aporte nada más a Stanford.
  1. Está muy bien que haga muchas actividades aparte de los estudios pero no por pertenecer a un mayor número de asociaciones o de grupos va a tener más posibilidades de admisión en Stanford. Es mucho más importante transmitir pasión y talento y destacar en cualquier actividad en la que haya participado. Debe centrarse y dedicar su tiempo y esfuerzo a una actividad en particular que le guste, que le apasione y en la que sea muy bueno.

¿Quieres recibir más información sobre becas para estudiar en universidades de Estados Unidos? ¡Haz click aquí!

gonzalocorralesagm
gonzalo.corrales@agmsports.com
Suscríbete a nuestro blog!

Recibirás un aviso cuando publiquemos un artículo



¿QUIERES QUE TE INFORMEMOS SOBRE TUS POSIBILIDADES?

Te recordamos que AGM puede evaluarte sin compromiso