Me acabo de graduar en USA, ¿qué opciones profesionales tengo?

trabajar en USA

En Estados Unidos, como en muchos otros países, los meses de mayo y junio muchos estudiantes se visten de toga y birrete. Cientos de jóvenes españoles obtienen cada año un grado y celebran el final de su etapa universitaria y el inicio de su vida profesional. Para muchos de ellos, recibir el título universitario significa, entre otras muchas emociones, transmitir a sus familias que el esfuerzo ha valido la pena.

Pero, una vez graduado, ¿qué opciones tengo? ¿Trabajar o seguir estudiando? ¿En España o en Estados Unidos? Estas suelen ser las preguntas a las cuales se enfrentan todos estos jóvenes al terminar la carrera.

El hecho de haber estudiado en Estados Unidos ya supone una garantía de éxito para el futuro profesional de estos jóvenes. La mayoría retornan a España para comenzar su andadura profesional en su país de origen, pero algunos de ellos se plantean trabajar durante un tiempo en Estados Unidos. Opción muy atractiva pero con una serie de requisitos y peculiaridades que os explicamos a continuación.

OPT para trabajar en USA y poder aplicar los conocimientos adquiridos

Durante los años de carrera, todo estudiante extranjero permanece en el país gracias a su visado de estudiante emitido por la Embajada estadounidense. Cuando termina los estudios universitarios, el Gobierno de Estados Unidos ofrece la oportunidad de trabajar y poder aplicar los conocimientos adquiridos durante la carrera a todos los estudiantes extranjeros que obtienen un título universitario. Esto es posible gracias al denominado OPT.

  • ¿Qué es OPT y cómo conseguirlo?

OPT (Optional Practical Training) o Periodo de Capacitación Práctica es una autorización temporal de empleo que otorga el Departamento de Seguridad Nacional en Estados Unidos (DHS) y que permite que los estudiantes con estado F-1 (visado de estudiante) tengan derecho a un permiso de trabajo en Estados Unidos durante 12 meses.

Durante el periodo de OPT, que la mayoría de universidades ofrecen a sus alumnos, el estudiante recién graduado podrá trabajar en una empresa u organización en Estados Unidos, siempre y cuando el puesto esté relacionado directamente con el área de estudio de la carrera obtenida.

El privilegio del programa OPT es otorgar algunos derechos a los extranjeros para trabajar en Estados Unidos conservando el estado de la Visa F1 de forma válida. La visa otorga entonces a la persona que la posea un permiso especial para trabajar sin violar ninguna ley.

El estudiante tendrá que informarse en su universidad sobre los requisitos que debe cumplir para tramitar y hacer válido este programa.

“Si eliges trabajar tienes que aplicar la OPT y eso lo puedes hacer con un máximo de 90 días antes de graduarte o 60 días después de graduarte. Es un proceso que tarda 90 días en resolverse, por eso recomiendo hacerlo con tiempo. Por ejemplo, si te gradúas en mayo aplicar en febrero. El OPT para Business es de un año y para ingenierías o ramas más del lado de ciencias son hasta tres años. Hay más posibilidades de que te den una VISA con un trabajo tipo ingeniería, tecnología, computer science, que con Business” comenta Carolina Romero (Regular student en Toledo, Ohio)

  • Si tengo OPT, ¿cuánto tiempo puedo estar sin trabajar? ¿Qué pasa si no encuentro trabajo?

Aquellos que no consiguen trabajo después de 90 días durante el periodo de Capacitación Práctica Opcional (OPT), pueden ser voluntarios o hacer una pasantía (sin pago) por lo menos 20 horas por semana. Sin embargo, el estudiante debe informar sobre esto a la universidad para mantener su estatus vigente.

  • ¿Puedo extender mi OPT?

El OPT dura 12 meses y no se puede extender. Sin embargo, aquellas personas que realizan carreras relacionadas con Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas pueden optar por una extensión adicional de 24 meses asumiendo que la persona que contrate al trabajador cumpla con ciertos requisitos.

Si no califica para este tipo de extensión, entonces el estudiante debe solicitar otro tipo de visa para permanecer en EE.UU y trabajar legalmente, como la visa H-1B para profesionales con trabajos especializados, E-2 para inversionistas por tratado comercial, u O-1 para individuos con habilidades o logros extraordinarios.

Patrocinio por parte de una empresa

 

  • Si termina el plazo de OPT y quieres seguir trabando en Estados Unidos ¿qué puedes hacer?

Una vez se termine el plazo de 12 meses de OPT, y en caso de que se quiera continuar trabajando en Estados Unidos, existen otra serie de vías para quedarse a trabajar legalmente. La más popular, pero también la más complicada de conseguir, es el visado H-B1 por el cual una empresa ‘esponsoriza’ o se hace cargo legal de un empleado extranjero de cara al Gobierno. Este tipo de visado se puede renovar cada 3 años hasta cumplir 10 años, a partir de los cuales la persona ya sería elegible para optar a la ciudadanía estadounidense. Para solicitar la H-B1, la empresa que te contrata tiene que demostrar que no existen candidatos en paro en el país con los conocimientos adecuados para desarrollar ese trabajo en concreto y el trabajador debe tener estudios superiores.

Además del H-B1, existen otras opciones que permiten la estancia legal para trabajar en Estados Unidos, como el visado O-1 (deportistas, artistas, músicos),  B-1 (profesores de universidad, conferenciantes, científicos) y la visa J1.

  • Seguir estudiando: Programa de posgrado

Los postgrados en Estados Unidos incluyen todas las áreas de estudios y se dirigen a graduados universitarios, licenciados y titulados superiores. Si has estudiado en Estados Unidos, lo ideal es renovar el visado de estudiante de tres años. Los programas de máster suelen durar dos años con lo que lo normal sería que pudieras estar un año más o solicitar el OPT.

Hay que cumplir con unos requisitos mínimos para acceder al programa de posgrado, sobre todo en cuanto a notas y nivel de inglés, pero cada universidad tiene sus propios criterios a la hora de admitir a sus estudiantes.

“El Graduate assistantships es otra situación que podría darse al terminar de estudiar. Básicamente que algún departamento de la universidad te contratara y te pagara el máster, trabajando tú para la universidad. Esa posición solo cubre ciertos créditos. Puedes aplicar en la misma universidad con la que te has graduado o a otra que igual tiene mejor programa o puede ser que la tuya no tenga lo que quieras estudiar. Cuando te gradúas, si decides realizar un máster, después del máster tienes derecho a otro año de OPT». Carolina Romero (Regular Student en Toledo, Ohio).

Todas las universidades ofrecen este tipo de posiciones de trabajo o incluso diferentes becas y el proceso es muy similar al de aplicar a una universidad como “undergraduate”.

«La universidad me pagó un máster y pude ampliar mi visado de estudiante mientras trabajaba dentro del propio centro educativo. Puedes ser entrenador, estar en un departamento específico de ingeniería, marketing, incluso ser Athletic Trainer dentro de la universidad” , cuenta Javier Bernabé (Graduado en Northern Illinois University gracias a una beca de tenis).

Programas de intercambio para jóvenes

Se trata de una autorización para trabajar alrededor de un año en Estados Unidos. Es el visado más sencillo de conseguir y que contiene programas de intercambio para jóvenes. Existen muchísimas agencias dedicadas a gestionarlo y ayudarte con todos los trámites necesarios cobrando para ello por sus servicios.

Las agencias son imprescindibles para tramitar estas visas, ya que es necesario realizarlas con organismos aprobados por el Gobierno de los Estados Unidos. Los trabajos más populares dentro de esta categoría son: monitores de campamentos de verano, AuPair, prácticas de empresa remuneradas y trabajos estivales. 

 

TRABAJAR EN ESPAÑA VS. USA

En España se vive mejor, pero tiene bastante desempleo y unos de los sueldos medios más bajos de Europa. No obstante, las vacaciones y los días festivos son mucho más numerosos que en Estados Unidos.

En EE.UU. el tema del trabajo está muchísimo mejor en cuanto al nivel de salarios (tanto el sueldo medio como el sueldo mínimo interprofesional es muy superior en Estados Unidos) y las posibilidades de avanzar de un estrato social para otro o bien superarse profesionalmente. Pero todo esto proviene del sacrificio del tiempo de ocio y con menos tranquilidad de la que se disfruta en España.

En nuestro país la iniciativa privada escasea en ciertos momentos mientras que Estados Unidos se caracteriza por su espíritu emprendedor y la agilidad de sus empresas. Hay factores que hacen de Estados Unidos un país atractivo para trabajar. Uno que no podemos dejar de resaltar es su mentalidad. En general, los americanos son muy ambiciosos. Esto viene porque creen en la creación constante de oportunidades y la ausencia de límites. Lo que resulta muy atractivo y motivador para muchos jóvenes.

En cuanto al nivel de vida, en Estados Unidos llevar un buen ‘tren de vida’ si vives en una gran ciudad sólo se lo pueden permitir los que ganan muchísimo dinero. Un seguro médico cuesta 4 o 5 veces más que en España y viene con copagos, aunque hay que tener en cuenta que Estados Unidos es un país muy grande y, por lo tanto, los costes de vida son diferentes de un estado a otro.

La asistencia sanitaria es uno de los puntos más importantes a tener en cuenta a la hora de trabajar en EEUU. En USA la asistencia sanitaria no es pública mientras que en España lo es. El Convenio de la Seguridad Social entre España y Estados Unidos no la cubre además. Las alternativas que existen son la obtención de una póliza pagada por la empresa (o, al menos, parcialmente), la contratación por parte de un grupo de personas de una póliza (para abaratar el costo) o hacerse cargo de los gastos sanitarios, que suelen ser bastante elevados.

Por otra parte, la experiencia de vivir y trabajar en Estados Unidos durante algunos años puede abrirte más puertas si después decides volver a España. Lo más seguro es que estas situación te ayude a diferenciarte de los demás candidatos con los que te encuentres en España. 

Los profesionales que más se demandan en Estados Unidos suelen estar relacionados con el sector de las nuevas tecnologías, seguido de enfermería (los estadounidenses no suelen tener interés por esta profesión), traductores e intérpretes, odontólogos (sobre todo odontopediatras), cocineros, oficiales de seguridad y, sobre todo, los profesores hispanohablantes, ya que existe un alto porcentaje de alumnos que estudian en este país que son hispanos.

En España los perfiles más buscados son los puestos relacionados con la ingeniería y los expertos en desarrollo de nuevas tecnologías. También es de destacar que los perfiles más demandados por las empresas requieren formación técnica superior y no siempre exigen un grado universitario.

Testimonios de graduados en USA que han comenzado su experiencia profesional en Estados Unidos o en España

 

  • Alejandro Crespo, tenista graduado en Lenoir Rhyne University. Marketing Intern en las oficinas de Philips en Barcelona 

«Es cierto que puedes diferenciarte de otros candidatos de una infinidad de maneras, pero el irte a Estados Unidos con una beca deportiva de entrada le dice al responsable de selección de personal que hablas inglés perfecto; que eres deportista y, por tanto, disciplinado y trabajador; que eres valiente y autosuficiente, porque has sabido buscarte la vida solo desde los 17-18 años; y que eres eficiente y sabes organizar muy bien tu tiempo, porque no es fácil estudiar y competir simultáneamente. Todas estas características son determinantes en la búsqueda de cualquier empleo, así que partes con ventaja sobre el resto y te aseguro que tu currículum nunca estará en el montón de los descartados en la primera fase». 

  • Elena Villamil, golfista graduada en Southern Methodist University. Trabaja en Microsoft Redmond, Washington, como Software Engineer

«Compañías como Google y Microsoft tienen su sede en Estados Unidos y hacen campañas buscando candidatos desde la universidad, por lo que probablemente el hecho de estudiar aquí me ayudó a encontrar trabajo en estas compañías. Microsoft venía a nuestra universidad todos los años». 

  • Nico Jubera, tenista graduado en New York Institute of Technology. Trabaja en Morgan Stanley New York como Investment Analyst

«Creo que lo más importante es la actitud, la constancia y las ganas de aprender, especialmente cuando acabas de terminar la universidad. En Bank of America  estuve dos años y medio y la experiencia fue genial. Tanto mis compañeros como jefes me enseñaron muchísimo y apoyaron mi crecimiento en todo momento. En Morgan Stanley analizo los mercados globales y las compañías para manejar las inversiones de individuos e instituciones localizados principalmente en Sudamérica. 

 

  • Claudia Ortiz, tenista graduada en Campbell University. Realiza sus prácticas en Microsoft

«El tenis y la educación en Estados Unidos me abrieron muchas puertas a la hora de encontrar mi hueco en el mercado laboral. USA me gustó tanto que después de terminar decidí volver a por mi MBA con una beca completa que me ofreció la universidad y ahora mismo estoy en Seattle escribiendo estas líneas, haciendo prácticas en Microsoft (una de las mejores empresas del mundo, y preguntándome si esto es real» » De momento me quiero quedar pero en un futuro me gustaría volver con mi familia, mis amigos, mi comida, mi playa y mi sol. Como en España no se vive en ningún sitio (como dicen mis abuelos)». 

  • Daniel Yagüe, futbolista graduado en Alderson Broaddus University. Trabaja en Control de gestión comercial y productividad en Mapfre Madrid

«En lo que más incidió el que actualmente es mi jefe cuando me hizo la entrevista fue en mi experiencia americana y por supuesto la entrevista fue en inglés. La ventaja competitiva que tuve en ese momento me la dio el haber estudiado en USA y haber vivido una experiencia internacional. En mi puesto estoy en contacto con gente de todo el mundo a diario y buscaban un perfil que supiera desembolverse en esta situación». 

«Estoy muy contento porque cada día aprendo algo nuevo: de mi trabajo, de nuevas herramientas o incluso de mi mismo». 

  • Claudia Esteban, nadadora graduada en University of Bridgeport. Trabaja en Reporte y Control de Gestión en DKV Zaragoza

«La práctica del deporte influye en todos los aspectos de la vida, y más el deporte de competición. Tener la constancia de luchar por un “sueño” a todos los niveles deportivos es muy importante. Al final, las empresas no buscan “extraterrestres”, buscan personas con ganas de aprender, y de demostrar lo mejor de sí mismas y creo muchos de estos valores están en el deporte. A corto plazo en DKV quiero seguir aprendiendo y demostrando que soy muy capaz de desempeñar mi trabajo». 

  • Diego Asis, tenista graduado en Eastern Kentucky University. Trabaja  como analista del CRM Salesforce en Deloitte Madrid

«El día de mi graduación ha sido el momento en el que más orgulloso he estado de mí mismo. Antes de graduarme estuve buscando diferentes oportunidades en USA , tanto laborales como de seguir mi educación haciendo un Máster mientras hacía de Assistant Coach. Lamentablemente no encontré nada que me merecía la pena y me volví a España, pero consciente de que estaba bien preparado para empezar mi vida laboral». 

«Tardé tres meses en que me ofrecieran un puesto de analista informático en Accenture y fue allí donde empecé. El deporte te enseña a trabajar en equipo, a enfrentarte a situaciones incómodas con las personas que debes solucionar, situaciones en las que tienes que dar la cara por tu equipo, nunca ser egoísta… Y eso yo creo que son valores que sólo se pueden adquirir allí y que luego las empresas como Deloitte valoran mucho». 

 

  • Pablo Millán, futbolista graduado en Goldey-Beacom College y Urbana University. Trabaja en AGM como consultor del departamento de operaciones.

«Aunque a veces surgen oportunidades muy atractivas e interesantes en Estados Unidos volver a España, especialmente tras haber pasado 4 años fuera de casa, era una de mis preferencias».

«Capacidades como el trabajo en equipo, la perseverancia, el esfuerzo, no rendirse, la superación o la valentía son soft skills que desde luego, pueden ayudarte a crecer laboralmente y gracias a las que comencé mi carrera laboral en Deloitte»

«Estados Unidos, con su sistema de educación, y en un entorno empresarial tan globalizado como en el que vivimos, es un sello de valor. El  poder graduarme de dos Carreras allí, ha aportado una serie de competencias a mi currículum que no hubiese obtenido en España».

 

SUSCRÍBETE AL BLOG
Recibe los últimos artículos de AGM.

Recibe los últimos artículos de AGM.

Ver política de privacidad

Teresa Romanos
teresa.romanos@agmsports.com


¿QUIERES QUE TE INFORMEMOS SOBRE TUS POSIBILIDADES?

Te recordamos que AGM puede evaluarte sin compromiso