Marc Carreras, graduado en Winthrop University gracias a una beca de fútbol «Allí eres un profesional»

De la costa mediterránea a Dakota del Norte, justo en la frontera de Estados Unidos con Canadá. Muchos deportistas quieren continuar compitiendo al máximo nivel mientras consiguen el graduado universitario. Gracias a las becas deportivas consiguen hacerlo. Hoy os vamos a contar como lo consiguió Marc Carreras, futbolista de Barcelona que se subió a este avión en la última llamada. ¿Cómo consiguió hacer el proceso en tan poco tiempo? Vamos a conocer la historia de Marc.

  • ¿Cómo han sido tus inicios en el fútbol? ¿Por qué USA?

Soy un chico de Barcelona que como muchos empecé desde bien pequeño. Desde muy chico siempre tenía un balón en los pies. Por el trabajo de mi padre tuvimos que mudarnos a Vitoria unos años y allí estuve hasta infantiles en el Deportivo Alavés. Cuando volvimos a Barcelona estuve jugando en diferentes equipos, dos años en el Sant Pol, después en el Vilassar y por último en el C.E. Matar. En el primer año de juvenil jugaba en preferente y en el segundo en juvenil nacional. Cuando iba a pasar al tercer año no tenía nada claro que iba a hacer.  De repente se cruzo en mi camino una nueva oportunidad, ir a Estados Unidos. Con una hora fue suficiente para decidirme. Es verdad que comencé muy tarde el proceso,no había hecho ninguno de los exámenes, iba a ser difícil.

Cuando comenzamos el proceso mi familia no lo tenía muy claro. Son cuatro años fuera de casa y saben que te van a echar de menos, pero al final quieren lo mejor para un hijo y me apoyaron en todo. Los primeros meses de burocracia la verdad que es lo peor del proceso, siempre falta algún papel, pero poco a poco los consigues. En estos meses no eres muy consciente de lo que está por venir. Yo fui haciendo las pruebas, los curos previos, el TOEFL y todo me lo tomaba como si fuera algo más del colegio. El día que hice la maleta para irme me di cuenta de todo lo que había hecho y de lo que me esperaba allí.

  • ¿Qué fue lo primero que pensaste al llegar?

Me fui a Dakota del Norte, Biskmart. Hasta que no llegué no podía imaginarme nada. Mi entrenador me dijo que era como Nueva York pero en pequeño. Un poco raro porque cuando aterrice era todo super verde y los edificios no eran muy altos. No sé yo si Nueva York es muy parecido la verdad. Llegué de noche y vino a recogerme mi coach, me quede sorprendido al verlo. Llevaba un estilo de “cowboy” típico de las películas. Las primeras horas me acompañó para comprar todo lo que necesitaba. Mis compañeros de habitación fueron dos suecos, que ya son como mi familia para toda la vida. No era tal y como me esperaba, pero tuve mucha suerte.

Del primer año, lo que más me llevo es la gente. Es lógico que al empezar tarde no tuviera muchas opciones de universidades, pero me podía cambiar más adelante. De todos modos, estuve súper a gusto. A los 4 días nada más llegar era mi cumpleaños y mis compañeros de equipo y los entrenadores me hicieron una fiesta sorpresa, algo que no me esperaba para nada.

  • ¿Cómo te adaptaste al cambio de temperatura?

Fue brutal, pasé de los 30ºC que sueles tener en la costa a -30ºC algunos días. Los primeros días era muy guay, todo nevado, salías a hacerte fotos, disfrutar de la nieve, etc. Sin embargo, cada mes así se podía hacer pesado. Lo bueno es que la universidad tenía unas instalaciones increíbles para eso. No tenías por qué salir a pasar frió si no querías. Todo está conectado con túneles, tienen calefacción en todas las salas y además teníamos campos de fútbol “indoor”.

  • ¿En lo deportivo? ¿Cómo fue tu primera temporada?

Jugué la verdad que todos los minutos y eso fue lo que me dio después la oportunidad para transferirme. Estábamos en división II, era una universidad pequeña, que no tenía un gran nivel pero que fue perfecta para adaptarme al fútbol de Estados Unidos.

  • ¿Por qué decidiste hacer un transfer?

Desde el principio yo tenía claro que no era una universidad para estar cuatro años allí, pero comencé muy tarde el proceso. La universidad estaba muy bien y la gente era de diez pero quería un sitio mejor e intentar encontrar un equipo en División I. Sabía que habiendo estado un año allí había ganado mucha más visibilidad para los coaches de Estados Unidos e iba ya con un poco más de experiencia.

De todos modos no fue sencillo. Cuando le pedí el “release” a mi entrenador no se lo tomó muy bien. Él quería que me quedara, como es lógico. Además, una vez que hablé con él me quito de la plantilla, se negaba a entrenarme para que después otro equipo se aprovechará de lo que podía aprender. Me dejó tres meses fuera del equipo a mí y a mis compañeros suecos que también se transferían, lo bueno es que la temporada ya había acabado.

Al final todo salió bien, no me perjudico para nada. Empecé a hablar con muchas universidades que se interesaron por mí. Me decanté por “Winthrop University”, en Carolina del sur a media hora de Charlotte. El entrenador me invitó a visitar la universidad antes de firmar la beca. Fui y me hicieron un tour por la universidad, conocí a un chico de Barcelona que también estaba allí, el proyecto era muy ambicioso y no pude decir que no.

 

  • ¿Por qué te decidiste por esa universidad?

Era una universidad un poco más grande, había más internacionales y más españoles, pero las principales razones fueron el clima y el fútbol. Además, todo acompañaba, en lo académico tienen un programa muy bueno de business y en lo deportivo era un salto a División I, competíamos en la conferencia “Big South”, que cada año era mejor.

  • ¿Cómo fue esta nueva etapa deportiva en Winthrop?

La verdad que muy bien, jugué mucho. El primer año me costó un poco entrar en el once titular, pero nada, en tres partidos me gané la confianza del entrenador. A partir de ese día ya jugaba casi todo y como titular. En el último año conseguimos clasificarnos para nacionales pero nos eliminaron en la primera ronda contra Presbyterian en el gol de oro. Han sido unos años impresionantes.

En comparación con España aquí te tratan como a un profesional. Desde el primer año, todo eran facilidades. Cogíamos aviones para viajar algún que otro partido, hacíamos el pre-partido en hoteles y  ademas si lo piensas te están pagando, es verdad que con una beca para estudiar pero es como si fuera un sueldo. Yo ahora digo que gracias al fútbol he podido conocer muchos estados y disfrutar de la experiencia aún más.

  • ¿Qué facilidades te daban para compaginar todo?

Para mí nunca ha sido un problema compaginar el fútbol con los estudios, soy bastante organizado. Pero es verdad que aquí desde el minuto uno tenías un advisor que te ayudaba con todo. Tenías que hacer tareas mientras viajabas pero no era para nada algo duro. La forma en la que se imparten las asignaturas y te puntúan es mucho más accesible que en España, que no quiere decir que sea sencillo, pero te dan muchas opciones.

 

  • ¿Qué estudiaste? ¿Y qué planes tienes de futuro ahora?

Hice Business and Marketing. En vez de acabar la carrera en cuatro años he podido hacerla en tres y medio porque mi advisor veía que podía cogerme más asignaturas sin ningún problema. Decidí hacerlo así ya que la temporada de fútbol acabó pronto y tenía también ganas de volver.

Ahora aquí en España sigo jugando al fútbol y gracias al programa “PAED” de desarrollo profesional de AGM, hice una entrevista con Deloitte y me han seleccionado para empezar a trabajar en Septiembre. Tuve que pasar tres entrevistas y tengo muchas ganas de empezar.

  • ¿Qué crees que ha sido diferencial para ese puesto?

Pues yo creo que ha sido clave la experiencia americana. No solo lo digo por el nivel de inglés que tengo sino por la madurez y todo lo que hemos vivido. Con 18 años hemos salido de la zona de confort y nos hemos arriesgado, es algo que valoran mucho creo yo.

También yo opino que cuando ven tu curriculum y ven que te has graduado en Estados Unidos, les llama la atención, independientemente de donde haya sido. Si que es verdad que si es en Duke, Stanford o alguna de las más prestigiosas llama más la atención. Pero el simple hecho de haber estudiado allí lo valoran más.

SUSCRÍBETE AL BLOG
Recibe los últimos artículos de AGM.
Recibe los últimos artículos de AGM.
Ver 'Sus datos seguros'

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS: Responsable del tratamiento: ATHLETES GLOBAL MANAGEMENT SPORTS S.L. María Zambrano 31 WTCZ, Torre Este, planta 15-B, CP 50018, Zaragoza
Finalidad: Sus datos serán usados para poder atender sus solicitudes y prestarle nuestros servicios.
Publicidad: Solo le enviaremos publicidad con su autorización previa, que podrá facilitarnos mediante la casilla correspondiente establecida al efecto.
Legitimación: Únicamente trataremos sus datos con su consentimiento previo, que podrá facilitarnos mediante la casilla correspondiente.
Destinatarios: Con carácter general, sólo el personal de nuestra entidad que esté debidamente autorizado podrá tener conocimiento de la información que le pedimos.
Derechos: Tiene derecho a saber qué información tenemos sobre usted, corregirla y eliminarla, tal y como se explica en la información adicional disponible en nuestra página web.
Información adicional: en “SUS DATOS SEGUROS” de nuestra página web.
Contacto DPD: ainaraenerizauria@gmail.com

Javier Maldonado
javier.maldonado@agmeducacion.es


¿QUIERES QUE TE INFORMEMOS SOBRE TUS POSIBILIDADES?

Te recordamos que AGM puede evaluarte sin compromiso

×