Experiencia de Cristina de la Cruz, joven con una beca de baloncesto en USA

becas-baloncesto-usa

Los jóvenes deportistas que quieren estudiar en la universidad tienen muchas dificultades para continuar con sus entrenamientos. Por eso, cada año más jóvenes buscan becas deportivas en USA que les permitan estudiar una carrera mientras continúan con sus deportes. Desde 2004 ya hay 172 jóvenes (128 hombres y 44 mujeres) que han conseguido becas de baloncesto en USA gracias a AGM. En concreto, en 2017 ya hay 34 jóvenes (21 hombres y 13 mujeres) que se han marchado a Estados Unidos gracias a becas de baloncesto.

Hoy te contamos cómo está viviendo su experiencia en Estados Unidos Cristina de la Cruz, una joven que estudia Business en Vincennes University gracias a una beca de baloncesto: 

 

becas-baloncesto-eeuu

Mi llegada a USA supuso un gran cambio en el día a día

Es un gran cambio, claro. Tienes que adaptarte a tu nuevo hogar, tu nueva compañera de habitación que no conoces de nada, aulas nuevas, cancha nueva, horarios nuevos, el idioma… Tienes que acostumbrarte a tu nuevo entrenador, con el que has hablado un par de veces, al espacio, todo es grande, nuevo, diferentes olores, comidas, sabores, clases….

Pero aun así parece que todo se va ajustando poco a poco y sin darte cuenta. Empiezas a guardar tu ropa a tu manera, tus libros, tus cosas… Encuentras que tu compañera de habitación está en tu misma situación, que acaba de aterrizar desde Letonia y encima es encantadora. Las pruebas de idioma te van dando confianza, el deporte tiene el mismo lenguaje, trabajo y esfuerzo. Y ya no te parece todo tan grande, te vas adaptando.

Adaptándote poco a poco 

Al principio te choca que la gente vaya a clase en pijama o que lleven bebidas con pajitas, que porten mantas por la mañana como si fueran abrigos y que se levanten en medio de una clase. A veces tienes que explicar de dónde vienes porque no saben muy bien donde está tu país, pero eso no les importa si eres una más. Y eso siempre se consigue con una sonrisa, que es un lenguaje muy internacional. En general, tu advisor siempre está para ayudarte. Y si lo pides, que hace falta muchas veces, lo obtienes siempre. El tener clases diferentes a las compañeras del equipo (que son siempre las que están contigo y mejor te comprenden) te ayuda a conocer a más gente y así, poco a poco, sin darte cuenta, la adaptación ya es algo que ni piensas.

Lo peor es la comida: ¡madre mía lo que me está costando! Si quieres alimentarte de dulces y de todo el azúcar que quieras, estás en el mejor lugar para hacerlo. Ni siquiera la sopa del día caliente sabe a nada. Te alimentas con fruta, pasta y hamburguesas. Intentas controlarte pero la realidad es que tienes poco tiempo para comer y abusas de patatas, pizza y pasta. ¡Qué ganas tenía de que llegara la Navidad y así volver a comer comida española! Por cierto, el pescado allí no existe, ¡lo que daría por yo por un pescadito a la plancha…!

baloncesto-usa

Entrenamientos

Para empezar los entrenamientos han pasado a ser dos veces al día. Tenemos que entrenar incluso algunos domingos. Además, el entrenamiento se ha vuelto mucho más físico. Los lunes, miércoles y viernes son casi cuatro horas entrenando y los martes y jueves dos horas y media.

Pero estoy contentísima con el equipo, me llevo genial con todas. Soy la única española en la universidad pero hay cinco europeas en el equipo y estoy como en casa. Nos entendemos bien y eso facilita el entrenamiento en grupo. El equipo es muy equilibrado entre americanas y europeas y eso es de agradecer.

Estudiante de Business

Estoy estudiando Business y me está gustando por el momento. La verdad es que las matemáticas son más fáciles que en España por ahora. Y no he tenido problema con el idioma. La gente y los profesores se preocupan bastante al saber que eres extranjera y te ayudan mucho. Las clases son súper participativas, nos piden muchas presentaciones orales de trabajos. Y eso me ha ayudado a entender y hablar el idioma.

Resumen de la experiencia en USA

En general, estoy bien, feliz. Estoy cumpliendo un sueño que tenía y de momento estoy contentísima. Hay días de bajón, claro. Echas de menos todo lo que tienes en España pero son pocos comparados con los días que tengo buenos. Estoy conociendo a mucha gente y me siento cada día más integrada en la comunidad de la universidad.

Además, en nuestra universidad hay un departamento internacional de estudiantes donde nos juntamos para compartir actividades, hacemos cenas y reuniones… También nos juntamos a veces un grupo en las cocinas de los hall y preparamos platos con recetas de distintos países. Es toda una experiencia que acaba de empezar, tan solo llevo tres meses aquí. ¡Pero de momento muy feliz!

 

becas-usa-baloncesto

SUSCRÍBETE AL BLOG
Recibe los últimos artículos de AGM.

Recibe los últimos artículos de AGM.

Ver política de privacidad

Equipo AGM
marketing@agmeducacion.com


¿QUIERES QUE TE INFORMEMOS SOBRE TUS POSIBILIDADES?

Te recordamos que AGM puede evaluarte sin compromiso