Juan Tolosa, de vuelta en España tras su beca de natación en USA: “El equipo era como mi familia fuera de España”

beca de natación en USA

Si eres nadador, sabrás las dificultades de compaginar estudios universitarios y deporte de alto nivel. Los jóvenes nadadores españoles se encuentran con muchos problemas si deciden estudiar en la universidad sin renunciar a su deporte. Sin embargo, EE.UU. tiene en gran consideración a los deportistas y trata de darles facilidades para que no tengan que renunciar ni a los estudios ni al deporte. Por eso, las becas deportivas en EE.UU. son cada vez más demandadas por los jóvenes españoles

Más de 120 jóvenes han conseguido becas de natación en USA desde 2004. En concreto, en 2017 un total de 17 nadadores (11 chicos y 6 chicas) lograron estas ayudas para irse a EE.UU. Con una beca media de 29.522$, estos jóvenes se marchan a una universidad en USA donde pueden compaginar la natación con sus estudios. Hoy te presentamos a Juan Tolosa, joven guipuzcoano que consiguió una beca de natación en USA y comenzó su aventura americana en 2012. Ya graduado y de vuelta en España, nos cuenta cómo ha sido su experiencia en EE.UU.

LA EXPERIENCIA DE JUAN TOLOSA

¿Por qué decidiste irte a EE.UU.?

Mi padre vio un anuncio de AGM en la televisión a finales de 2011 y lo estuvimos comentando en casa. Pensamos que sería interesante echar un vistazo a los servicios que ofrecía AGM. Después de pensar bastante sobre el tema, llegamos a la conclusión de que era una gran oportunidad para poder estudiar, aprender inglés y poder seguir practicando la natación al mismo tiempo. Por eso decidimos seguir adelante con AGM y comenzar la búsqueda de universidades en EEUU.

La verdad es que el proceso fue fácil gracias a vuestra ayuda. Si no sabes cómo funciona el sistema americano, es muy complicado saber lo que hay que hacer. Yo personalmente hubiese estado muy perdido sin vuestra ayuda. Hay mucho papeleo de por medio que es complicado de gestionar sin ayuda.

 

Cuéntanos cómo fue tu experiencia en USA

La experiencia fue increíble y la repetiría otra vez si pudiera. Estuve tres años en Florida Southern College, universidad de división II. En el último año me tranferí a Arizona State University, de división I. Las dos universidades eran muy diferentes, sobre todo en cuanto a tamaño. La primera tenía sobre 2.500 estudiantes, si no recuerdo mal, y la segunda 50.000. Las dos tienen ventajas y desventajas, pero tengo que decir que la experiencia fue muy positiva en ambas.

Las instalaciones en Arizona eran increíbles y mejores que en Florida. Pero es normal porque las universidades de División I tienen un presupuesto enorme comparado con las de División II. En cualquiera de las dos teníamos todo lo que necesitábamos al alcance de nuestra mano y nos trataban muy bien. El equipo era como mi familia fuera de España. Había un ambiente muy bueno y siempre estábamos juntos durante toda la semana, incluidos los fines de semana.

La adaptación fue muy rápida y no hubo ningún problema. Los compañeros y entrenadores entienden que el cambio que vivimos al irnos allí es grande. Por eso, todos tratan de ayudarte en lo que esté a su alcance. Es normal que dé un poco de miedo dar un cambio tan brusco. Pero cuando estás allí te das cuenta de que te has embarcado en una aventura increíble que nunca olvidarás.

 

COMPAGINAR ESTUDIOS Y DEPORTE

¿Cómo fue compatibilizar estudios y deporte en EE.UU.?

La verdad es que había mucha flexibilidad en cuanto a horarios de clase. Nos daban prioridad al elegir clases y horarios para que las pudiésemos compaginar sin problema con los horarios de entrenamiento. Cuando teníamos alguna competición o algún compromiso con la universidad a nivel deportivo, los profesores no ponían ninguna pega e incluso cambiaban fechas de exámenes y nos ayudaban si teníamos dudas sobre el temario perdido.

No recuerdo exactamente cuántas horas dedicaba a estudiar. Pero solíamos tener unos 16-18 créditos por semestre, unas 5 clases. También teníamos tutores y mentores si los necesitábamos, que te explicaban las clases otra vez y te organizaban las tareas y exámenes. En cuanto al entrenamiento, la universidad ponía un límite de 20 horas semanales que se cumplían a rajatabla donde estaba. Compaginar todo era relativamente fácil e incluso había tiempo para hacer otras actividades en tu tiempo libre.

Después de tres años en la universidad de Florida del Sur, te transferiste a Tempe.

Desde que fui allí, siempre quise competir en los nacionales de División I. Casualidad, mi entrenador aceptó un trabajo en la Universidad de Carolina del Norte y se marchó de Florida Southern College. Y así decidí que era el momento perfecto para hacerlo yo también.

Veías entrenar a Michael Phelps… 

La experiencia en Tempe fue espectacular. Era como volver a EE.UU. por primera vez, pero ya hablando bien inglés y sabiendo cómo funcionaba el sistema. La universidad era gigante y parecía que estaba en una película. Fue increíble. Michael Phelps entrenaba después de nosotros y era una pasada. Es un hombre muy tranquilo y siempre seguía su rutina de entrenamiento. Llegaba con su café, estiraba, calentaba en seco, etc. Es curioso que entrenaba casi las mismas horas que nosotros y los entrenamientos eran muy parecidos.

 

Competiste en los nacionales universitarios de EE.UU. en 2016, ¿cómo lo recuerdas?

Sí. Competí en los nacionales de 2016 en Atlanta. Tuve un año muy bueno y en la conferencia PAC-12 en Marzo conseguí meterme entre los 30 primeros en el 1650 y conseguir así el billete a Atlanta. Fue la competición más divertida en la que he estado. El nivel era una pasada y disfruté muchísimo. La competición es intensa pero el ambiente es excelente. La verdad es que, a parte de los intensos entrenamientos, no recuerdo que fuese un año duro. Me tomé el año con tranquilidad y disfruté mucho. Así conseguí un estado de ánimo que me llevó a nadar rápido al final de año.

¿Estás siguiendo los nacionales de este año? 

Estuve viendo los nacionales en el ordenador. Personalmente no conozco a ningún español compitiendo allí, pero vi que hay varios nadando rápido y que comparten experiencias positivas.

¿Cómo ha sido tu vuelta a España? 

El regreso fue algo duro. Estuve trabajando el año pasado al acabar la carrera y la compañía para la que estaba trabajando intentó conseguirme un visado de trabajo pero no hubo suerte…  Cuando recibí las noticias, decidí buscar un máster en Finanzas por Europa y encontré uno en Barcelona, otro Lisboa y otro en San Sebastián.

Finalmente, decidí venir a Lisboa y estoy encantado aquí. Empecé el máster en septiembre y lo acabaré sobre enero o febrero de 2019. Aunque ha sido muy difícil compaginar natación y estudios y no he podido entrenar lo que me gustaría, he conseguido encontrar un balance que ha funcionado bien. En mayo acabo los exámenes y en septiembre comenzaré con la tesis. Entre medias, he conseguido unas prácticas en Londres relacionadas con lo que estudio que comienzan en Julio y acaban en Septiembre. Después del Master está por ver que quiero hacer. Quiero tomarme las cosas con calma y sin presión, y veré por dónde van los tiros a medida que pasa el tiempo.

¿Yo también puedo conseguir una beca de natación?

¿Eres nadador? ¿Te gustaría vivir una experiencia como la de Juan? Si tú también quieres conseguir una beca de natación en USA, ten en cuenta que dependen de tres criterios:

  • Nivel deportivo: depende de los tiempos del nadador
  • Expediente académico: se tiene en cuenta el expediente académico del estudiante (bachillerato y SAT)
  • Nivel de inglés: según la nota obtenida en el TOEFL

Por eso es importante que sigas entrenando para mejorar tus tiempos pero ¡no descuides tus estudios! Todo cuenta para conseguir una beca. Cada deportista es diferente, por eso hay que evaluar cada caso individualmente. Se tienen en cuenta los objetivos académicos y deportivos del nadador, así como su presupuesto para estudiar en USA.

Cómo conseguir una beca de natación en USA

Si te ha gustado conocer la experiencia de Juan en EE.UU, ¡es tu momento! Tú también puedes conseguir una beca de natación en USA para compaginar estudios y deporte en una universidad en Estados Unidos. El primer paso es completar con tus datos el formulario de nuestra página web. De esta forma, expertos de AGM podrán ponerse en contacto contigo para informarte de tus opciones de beca. ¡Es tu momento!

SUSCRÍBETE AL BLOG
Recibe los últimos artículos de AGM.

Recibe los últimos artículos de AGM.

Ver política de privacidad

Sandra Pallarés
sandra.pallares@agmeducacion.com


¿QUIERES QUE TE INFORMEMOS SOBRE TUS POSIBILIDADES?

Te recordamos que AGM puede evaluarte sin compromiso