Cursos de SAT: tu puerta a una mayor beca en USA | AGM Educación

Prepárate el SAT: haz cursos de SAT

Desde el primer día que llegáis a nosotros y nos preguntáis por el camino que tenéis que seguir para llegar a una universidad de Estados Unidos, os hablamos de un examen llamado SAT (Scholarship Aptitude Test en inglés). Os explicamos la importancia de hacer cursos de SAT para saber cómo afrontar este examen, os recomendamos que hagáis clases de preparación de SAT para conocer algunos de los trucos que existen y os hacemos entender que para conseguir mejores opciones necesitáis estudiar para el SAT y hacer las cosas bien para sacar la mejor puntuación posible.

El SAT es la parte más importante en el perfil académico de cualquier estudiante que quiera estudiar en una universidad americana, un examen imprescindible para conseguir admisión y para poder optar a becas deportivas y a becas académicas. Por eso es tan importante que hagas cursos de SAT y que te lo prepares de la mejor forma posible, porque te juegas no solo poder entrar en mejores universidades sino también el poder reducir la inversión final de los 4 años de educación universitaria en Estados Unidos. Te lo volvemos a repetir, si no has empezado ya, deberías hacer cursos de SAT y comenzar con una seria preparación de este examen, sobre todo si te faltan menos de tres años para empezar la universidad.

¿Por qué es tan importante el SAT?

Prácticamente todas las universidades con programas de cuatro años en Estados Unidos exigen exámenes estandarizados como parte de su proceso de admisión. La mayoría de las universidades requieren el SAT, el examen más reconocido por los centros universitarios americanos. Las universidades más exigentes académicamente también requieren un examen adicional con temas más específicos (conocidos como Subject Tests), con lo que si quieres conseguir admisión en una universidad como Stanford, tendrás que prepararte muy bien y bordarlo en estos exámenes y así ponerte por delante de miles de estudiantes que estarán también preparando este examen y haciendo todo lo posible por sacar la nota más alta.

Prepararse muy bien a través de los cursos de SAT te ayudará en:

  • Becas deportivas: Este examen es necesario para obtener la luz verde por parte de las organizaciones que regulan el deporte universitario, ya que tanto la NCAA como la NAIA tienen al SAT como parte de sus requisitos. Si no cumples con estos requisitos académicos no recibirás el ok final por parte de NCAA o NAIA, y por lo tanto no podrás recibir becas deportivas.
  • Admisión a las universidades: En la inmensa mayoría de universidades el SAT es exigido como uno de los requisitos dentro del proceso de admisión. Aunque se valoren otras cosas además del resultado de los exámenes, cuanto más alta sea tu nota más posibilidades tendrás de ser admitido en más universidades.
  • Becas académicas: Obtener un muy buen resultado con el SAT abre la posibilidad para que puedas recibir becas académicas en las universidades que las ofrezcan, becas que pueden ir de $5.000 a $50.000 dólares por año, dependiendo del resultado y de la universidad. Muchas universidades tienen publicada una escala con las cantidades que ofrecen dependiendo del resultado, con lo que a mejor resultado, más dinero en becas.
  • Admisión a universidades TOP:  Los procesos de admisión en universidades TOP son más complejos y con más requisitos que el resto de universidades, con lo que es muy recomendable que busques ayuda profesional para este tipo de procesos, de consultores especializados en la admisión en este tipo de universidades. Sin resultados muy altos en el SAT y en los Subject Tests, tus posibilidades de conseguir admisión serán todavía más bajas, con lo que tienes que tienes que tener verdadera obsesión en la preparación del SAT y de los Subject Tests. Haz cursos de SAT, contrata a consultores para los Subject Test, empieza con mucho tiempo y se muy estricto con toda tu preparación.

¿Qué es exactamente el SAT?

El SAT es el examen de acceso a universidades más reconocido en el sistema universitario americano, que te permite mostrar a las universidades qué conocimientos tienes y tus habilidades para poder aplicarlos. El examen tiene dos secciones: Reading/Writing y Math (comprensión lectora, escritura y matemáticas). Cada una de estas dos secciones se puntúa según una escala de 200 a 800 puntos con lo que la máxima nota del examen es 1.600 puntos.

La duración de la prueba es de 3 horas, 100 minutos para la parte en lectura y escritura y 80 minutos para la parte de matemáticas. La primera se centra en el análisis de literatura, estudios sociales y textos científicos. También se enfoca en vocabulario de un contexto real, y también tiene secciones para revisión, edición y comprensión de textos. La segunda parte se centra en matemáticas, con foco en álgebra, resolución de ecuaciones, e interpretación de datos a través de tablas y gráficos.

El examen también incluye una sección opcional: el Essay o redacción. La redacción, que dura 50 minutos y se presenta al final del examen, requiere que el estudiante analice el argumento de un autor. Desde AGM recomendamos que cada estudiante haga el essay por lo menos una vez.

El nuevo SAT, que entró en vigor en 2016, se centra en usar problemas más prácticos en la parte de mates y en la parte de reading y writing, usar vocabulario que deberías encontrar y utilizar en clases universitarias. Los cambios que se hicieron se resumen en seis puntos principales:

  • Vocabulario: En vez de utilizar palabras que parecían sacadas de la antigüedad, las nuevas palabras se parecerán más a las que cualquier estudiante como tú estudiará en la universidad. Palabras como “membranous” darán paso a otras más actuales, como “empirical” o “synthesis.” Creemos que este es un buen cambio, ya que los estudiantes que preparan el TOEFL podréis hacer uso de casi el mismo vocabulario.
  • La redacción o essay será, a partir de 2016, opcional. Los estudiantes que optéis a escribir la redacción leeréis un texto y analizaréis las formas en que el autor ha utilizado ejemplos o razonamientos para probar su argumento.
  • Ya no habrá más penalizaciones por responder incorrectamente a una pregunta. Ya era hora de eliminar tanta penalización. Se acabaron las decisiones sobre si adivinar las preguntas o si dejarlas en blanco, con lo que tendrás un poco más de tranquilidad si no estás seguro de alguna respuesta. De este modo, nunca dejes ninguna pregunta en blanco.
  • Regresamos a los viejos del tiempo del SAT: la nota máxima ya no será 2400, sino 1600. Las secciones de Critical Reading y Writing se combinarán en una nota de 800 y las mates continuarán con su máxima puntuación de 800 puntos. Por lo tanto, ya no habrá confusión con la nota de Writing, sobre si las universidades consideran la nota de esa sección o sobre por qué ignorar esa sección durante el examen. La verdad es que, desde que el SAT pasó de una nota de 1600 a 2400, la mayoría de universidades nunca han prestado demasiada atención a la nota de Writing (ni siquiera a la del essay).
  • La sección de mates se enfocará en 3 áreas principales: álgebra (30 por ciento de los problemas), análisis de datos (30 por ciento), conceptos avanzados y otros (polinomios, trigonometría, estadística, etc) completan el examen de mates.Las calculadoras ya no se permitirán en todas las secciones de mates. Los cambios pretenden que la sección de mates refleje un poco más los conocimientos matemáticos adquiridos en el colegio y premian más el razonamiento que la memorización de fórmulas.
  • Unificación de la sección de Reading y Writing: se incluirán textos más parecidos a los que se utilizan en el TOEFL; es decir, textos académicos de varias disciplinas de ciencias naturales y sociales. Aunque no hay que olvidar que el SAT sigue incluyendo textos de novelas, algunos desde hace más de un siglo, los cuales suelen resultar más complicados de entender. Los textos, así como el vocabulario, emularán a los materiales más comunes en cursos universitarios.

¿Qué resultado debería obtener en el SAT?

  • Para poder competir en universidades de Division I: el resultado necesario dependerá de la nota media del bachillerato. Cuanto más alta esta media, menos resultado se necesita en el SAT. La NCAA utiliza una tabla donde detalla el resultado necesario, aunque hay que tener cuidado con esta tabla ya que la NCAA hace su propio cálculo de la media del bachillerato, no contabilizando algunas clases. La nota media mínima en bachillerato para competir es un 2.3 (una media de 6 sobre 10 en España)
  • Para poder competir en universidades de Division II: el resultado necesario es de 900, en las secciones de comprensión de lectura y escritura y de matemáticas. A partir de Agosto de 2018, pedirán a los estudiantes una nota media mínima de 2.2 para competir y además, al igual que ocurre ahora con División 1, tendrán su propia tabla que combina nota del SAT con la nota media.
  • Para poder competir en universidades de NAIA: el resultado necesario es de 860 aunque desde AGM recomendamos sacar un 940, y al igual que en NCAA Division II, solo cuentan las secciones de comprensión y de inglés.
  • Para poder recibir becas académicas: en algunas universidades piden más de 1050, mientras que en otras, sobre todo las universidades con mayor Ranking, más de 1.300. Las becas académicas dependen de varios factores además del SAT, ya que siempre valoran la nota media del colegio, otras características académicas, y el perfil personal del estudiante.

Tenéis muchas opciones para preparar este examen, desde academias especializadas hasta recursos online (gratuitos y de pago). Para nosotros este tema es tan importante que hace años creamos un departamento para la preparación del SAT y del TOEFL, con tutores especializados que han preparado a cientos de estudiantes a través de cursos de SAT. También tenemos otros cursos de SAT, donde podéis preparar el examen por vuestra cuenta. Y también tenemos otras opciones de preparación, con cursos grupales de SAT en directo con uno de nuestros profesores. De cualquier forma que te lo prepares, tómatelo muy en serio ya que como explicamos una y otra vez os jugáis mucho con este examen.

Reglas a tener en cuenta en la preparación del SAT

  • Tiempo: la primera regla sobre la preparación del SAT es que empieces con mucho tiempo de antelación, idóneamente al principio del primero de bachillerato (penúltimo año de colegio). Cuanto antes tengas un buen resultado menos riesgo tendrás para conseguir luz verde por parte de la NCAA/NAIA y más garantías tendrán los entrenadores americanos, que necesitan estar seguros (por el lado académico) de los deportistas internacionales a los que contactan. También podrás hacer un timeline con las fechas de los exámenes, por si necesitas hacer varios, e incluir fechas para los Subject Tests y el TOEFL. Este calendario te ayudará a preparar todo bien y hacer todos los exámenes necesarios.
  • Realización de cursos de SAT: la segunda regla es que hagas una buena preparación del examen, algo que desgraciadamente vemos muy poco. La inmensa mayoría de los deportistas con los que trabajamos nos dicen que no tienen tiempo para preparar el SAT y que no existen centros de preparación de SAT. Si estos centros existen en tu ciudad los horarios ofrecidos son muy malos y el nivel de las tutorías no es el esperado, por desconocimiento del examen o por no entender los requisitos de elegibilidad y de admisión en Estados Unidos ni el proceso de búsqueda de beca por el que está pasando el estudiante. Por esto creamos el programa Test Prep, donde lo único que hacemos es preparar a estudiantes como tú, que quieren estudiar en Estados Unidos. Los tutores han preparado a cientos de estudiantes y los cursos de SAT te preparan para que puedas subir puntos en los exámenes.
  • Motivación y enfoque: La regla número 3es que estés lo suficientemente motivado para meterle muchas horas, y hacer cientos (o miles) de ejercicios de SAT. Como el tiempo de los deportistas es limitado, es imperativo que inviertas el tiempo en las secciones que necesitan trabajo, y que programes un plan entendiendo las fechas de los exámenes, el resultado que necesitas para poder competir y recibir becas deportivas, y las exigencias de las universidades con las que estás hablando. Si no eres deportista tienes que apuntar al resultado más alto, para tener más opciones abiertas y para abrir la posibilidad de conseguir becas académicas. Gestiona bien tu tiempo y esfuérzate todo lo posible.
  • Utilización de recursos: La regla número cuatro es que aproveches y sepas utilizar la cantidad de recursos que existen, gratuitos y de pago, que pueden ayudarte en la preparación de los exámenes y en la mejora de la puntuación de cada sección. Existen cursos de SAT y de TOEFL de e-learning, también tienes cursos en grupo con otros estudiantes y tienes clases particulares donde un tutor está toda la hora contigo. También existen páginas web con exámenes de práctica, pruebas que te dicen dónde vas bien y dónde vas mal, libros y revistas para preparar las secciones de inglés, podcasts de SAT y de TOEFL, programas de televisión y películas que pueden ayudarte con el inglés, y un largo etcétera de recursos para que puedas mejorar tus resultados.
  • Asesoramiento adecuado: La regla número 5 es que contrates a las personas correctas para la preparación del SAT, para que no pierdas ni tu valioso tiempo ni tu dinero. Como hemos dicho existen decenas de opciones para la preparación del SAT entre Internet las muchas academias que pueden ayudar a preparar el examen, pero lo que los estudiantes necesitáis es trabajar con alguien que entienda vuestras necesidades específicas (sobre todo si eres deportista, si buscas una beca académica o si quieres entrar en un tipo específico de universidades), que tenga mucha experiencia preparando este examen, que comprenda las particularidades de este examen, que se sepa los trucos y recomendaciones para poder conseguir más puntos, y que comprenda los métodos y el sistema americano. Son exámenes demasiado importantes para tu futuro, ponte en manos de profesionales y realiza los cursos de SAT y de TOEFL que realmente necesites. En Estados Unidos las familias tratan las tutorías de SAT como una inversión para el futuro de sus hijos, ya que saben que si saquen una buena nota, se abre el abanico de posibilidades, mientras que con una nota baja, las posibilidades son demasiado limitadas. En muchos casos, las familias llegan a pagar cientos de dólares por hora para prepararse con tutores especializados (conocemos algún caso en Nueva York en el que un tutor de SAT cobra $1.000/hora).

¿Cómo se calculan las notas del SAT?

Ya han salido las notas del SAT: 450 en Reading/Writing y 510 en Math. Pero…¿qué quieren decir estas notas? ¿Has aprobado? ¿Ya puedes entrar en la universidad? ¿Es suficiente para tus objetivos? Necesitas que alguien te ayude a interpretar estos números, entendiendo lo que estás buscando en Estados Unidos.

Veamos primero cómo se calculan estas notas. Cada pregunta de cada una de las secciones vale 1 punto y no te penalizan las respuestas erróneas. Se asigna una puntuación a cada sección en función del número de respuestas acertadas y para el cálculo de la nota final Collegeboard convierte esa puntuación a una escala de 200 a 800 puntos por sección y por tanto que puede llegar a una puntuación máxima total de 1600 puntos. Consulta esta tabla para que te hagas una idea de la puntuación y la escala de puntos en el SAT.

Todo lo que existe en cuanto notas del SAT son mínimos recomendados. Es decir, una universidad que estés evaluando para una futura admisión te puede recomendar que, basándose en tu perfil, un mínimo de 1000 puntos entre el Reading/writing y Math, mientras que otras universidades piden un mínimo específico por sección, aunque no suele ser lo normal. Un apunte positivo: la mayoría de universidades aceptan tu superscore, es decir, la mejor nota combinada de cada una de tus secciones, tu mejor nota de Reading/writing con tu mejor nota de math, aunque las hayas logrado en fechas diferentes. Por eso es recomendable presentarse varias veces al SAT y hacer una buena estrategia con el timeline de preparación, hasta que se logren las notas deseadas.

Hay que tener en cuenta que existe la opción de realizar un Essay de forma voluntaria, que se evalúa sobre un máximo de 24 puntos, pero que no computa a la hora de la nota que tendrán en cuenta las universidades para consideran tu admisión.

Nota mínima en el examen del SAT

Pero, ¿y si todavía no estás en proceso de negociación con ninguna universidad, cuál es la nota mínima recomendada en el SAT? Para los que estáis comenzando el proceso y queréis tener un objetivo inicial para su marcador de SAT, es recomendable que paséis de los 1200 puntos, entre las notas de Reading/writing y las de math. Eso sería considerado como un buen resultado, aunque dependerá de tus objetivos. Si eres deportista tienes que ver lo que te piden desde la NCAA y desde la NAIA, para después ver los requisitos de las universidades que están mostrando interés en ti.

Recomendamos que como mínimo saques una nota de 1.000 puntos, aunque esa nota esté un poco por debajo del promedio que está alrededor de los 1.100. Por lo menos con 1.000 habrá universidades interesadas en considerarte para la admisión, sin embargo por debajo de los 1.000 las cosas se complican un poco más. Recuerda que cada caso es muy personal, por lo que es difícil generalizar en cuanto a las notas necesarias para acceder a cada universidad.

El secreto, como hemos dicho, está en la preparación del examen. Haz todos los cursos de SAT y TOEFL que puedas. Haz cientos de problemas. Haz el examen varias veces. Tómatelo muy en serio, es mucho más importante sacar un muy buen resultado en el SAT que sacar todo sobresalientes en el colegio, con lo que si no tienes buenas notas en el cole, aún tienes esta bala para ir a muy buenas universidades.

 

arautapala
arautapala@gmail.com


Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

¿QUIERES QUE TE INFORMEMOS SOBRE TUS POSIBILIDADES?

Te recordamos que AGM puede evaluarte sin compromiso

A %d blogueros les gusta esto: