Conoce a Patricia Santos, responsable de atención al estudiante-deportista de AGM, y descubre cómo fue su experiencia en EEUU

¡Patricia Santos se acaba de incorporar a nuestro equipo de trabajo! Va a ser la responsable de atención al estudiante-deportista, un programa de la fundación AGM que asiste y apoya a los jóvenes que están estudiando en universidades de EEUU. Ella consiguió una beca de atletismo para estudiar y competir en una universidad en EEUU. Se fue a estudiar a American International College y después hizo un transfer a Siena Heights University. Hoy nos cuenta cómo ha sido su experiencia, ¡te presentamos a Patricia!

  • ¿Por qué decidiste estudiar en Estados Unidos?

Decidí estudiar en EEUU por varias razones. La primera es el inglés. Sabía que si me iba a estudiar a USA conseguiría un nivel muy alto de inglés; habilidad que hoy en día es casi obligatoria para cualquier trabajo.

Las otras razones que también influyeron en mi decisión fueron los métodos de enseñanza, los recursos disponibles de las universidades americanas y el hecho de poder compaginar los estudios con el deporte.

Además, sabía que todo esto me abriría una gran cantidad de puertas de cara al mundo laboral que no se abrirían si me hubiera quedado en España estudiando.

  • ¿Cuál fue tu trayectoria deportiva desde 4º de la ESO hasta que te fuiste?

En mi caso, empecé a entrenar (atletismo) en tercero de la ESO, bastante tarde comparado con deportistas que suelen competir en un deporte desde que son pequeños. Gracias a mi entrenador, Lucio Rodríguez, la progresión fue relativamente rápida. Los dos primeros años fueron de adaptación mientras que los dos últimos antes de irme a EEUU fueron para decidir las distancias a las que me quería dedicar -cross y fondo-.

Por otro lado, tengo la suerte de vivir en Salamanca, que es una ciudad muy pequeña y queda todo relativamente cerca. Solía entrenar con el equipo tres días a la semana unas 2h y otros tres días por cuenta propia. Una de las ventajas que tenía era que mi entrenador vivía cerca de mi casa, así que él me subía a las pistas y me llevaba a las competiciones. Por lo tanto, mis padres no se tenían que preocupar por llevarme a ningún lado.

  • ¿Cómo fue el proceso para hacer el transfer?

El primer año que estuve en EEUU fue una experiencia única. El equipo tenía un assistant coach increíble, las clases me gustaban (estudiaba biología) y la uni estaba muy cerca de Boston. Sin embargo, por razones deportivas, decidí cambiarme a otra universidad americana.

Como ya había realizado los exámenes de ingreso la primera vez, a la hora de cambiarme fue más sencillo. Solo necesité convalidar los créditos con la nueva Universidad y reenviar las notas del instituto y los otros exámenes de ingreso.

  • ¿Cómo era tu universidad? ¿Qué era lo que más y lo que menos te gustaba de tu universidad?

Las dos universidades en las que estuve eran relativamente pequeñas. Por un lado, lo que más me gustaba de la primera universidad es que estaba tan solo a una hora de Boston y que las zonas en las que entrenábamos eran unos paisajes preciosos.

Por otro lado, de la segunda universidad lo que más me gustó fue el ambiente que había entre los internacionales. Los extranjeros hicimos mucha piña y teníamos cantidad de actividades disponibles para nosotros –cine, partidos de NBA, comidas, parques acuáticos, etc-. Además, las instalaciones deportivas estaban mejor que en la primera. Por ejemplo, en Siena teníamos pista cubierta y varios gimnasios en el campus.

Lo que menos me gustó de las dos universidades era la comida. Aunque sí había bastante variedad, la comida era muy poco saludable.

  • ¿Qué te aportó USA en la parte académica? ¿Y en la deportiva?

En la parte académica me aportó muchísimo. He podido conocer otros métodos de enseñanza y obtener un nivel bilingüe de inglés. En USA, tanto las clases como las formas de examinar son mucho más prácticas. Por ejemplo, prima el trabajo diario y las presentaciones sobre jugártelo todo a un examen como pasa en España.

Además, se valora mucho el trabajo en equipo. Te obligan a desarrollar skills de comunicación (hablar y escribir) que son necesarias en el mundo laboral.

En cuanto a lo deportivo, en mi caso no me aportó tanto como en lo académico. Mejoré alguna de mis marcas en cross, pero en pista no tanto.

  • ¿Cómo te ha ayudado el deporte en tu vida profesional?

El deporte en general aporta una disciplina y una fuerza de voluntad que es difícil de conseguir con otras actividades. El hecho de tener poco tiempo libre, te exige ser más organizado, marcar prioridades y aprender a sacrificar cosas. Te enseña a darlo todo en cada actividad que realices. Eso es lo que he aprendido del deporte que aplico en mi día a día en la vida profesional.

  • ¿Qué metas tienes a corto plazo en cuanto a lo deportivo? ¿Y en cuanto a lo profesional?

En cuanto a lo deportivo, colgué las zapatillas en cuanto acabé la temporada en EEUU. Ahora me gusta entrenar por mi cuenta o con el equipo, pero para mantenerme en forma, no para competir.

En cuanto a lo profesional, ahora mismo acabo de conseguir mi primer trabajo –aunque primero hice unas prácticas en Repsol gracias a AGM- y me gustaría adquirir toda la experiencia que pueda y en un futuro, ya veremos… Lo que sí tengo claro es que me gustaría estudiar un máster en un par de años.

BECAS PARA ESTUDIAR EN USA

¿Te gustaría vivir la misma experiencia que Patricia? Para conocer tus opciones de conseguir una beca en EEUU, el primer paso es completar el formulario de nuestra página web. Así podremos evaluar tu perfil e informarte de tus opciones de beca.

estudiar a eeuu

SUSCRÍBETE AL BLOG
Recibe los últimos artículos de AGM.

Recibe los últimos artículos de AGM.

Ver política de privacidad

Sandra Pallares
sandra.pallares@agmeducacion.com


¿QUIERES QUE TE INFORMEMOS SOBRE TUS POSIBILIDADES?

Te recordamos que AGM puede evaluarte sin compromiso