10 razones del éxodo de deportistas españoles a universidades USA (II)

Las 10 razones más importantes que estamos viendo son las siguientes:

1) Recortes en Deporte y en Educación en España; Millones de Euros disponibles en Estados Unidos

Las universidades americanas están financiando las carreras deportivas y académicas de nuestros deportistas, con miles de dólares destinados a cubrir su educación, sus entrenamientos, y sus gastos en Estados Unidos. En algunos casos los deportistas tienen becas completas, con lo que estudian, entrenan y compiten en Estados Unidos durante 4 años con todos los gastos cubiertos, incluyendo su residencia y comidas. En la mayoría de casos las becas conseguidas superan los $20.000 dólares por año, por 4 años de carrera, pero algunos deportistas de muy alto nivel están recibiendo casi $60.000 al año. Puedes leer en el Blog: ¿Recortes en becas y en educación en España? Hay dinero (Y MUCHO) en Estados Unidos.

2) Compatibilizar estudios de alto nivel y deporte universitario sigue siendo imposible en España

Es el gran problema para la mayoría de deportistas de alto nivel que quieren continuar con estudios universitarios, ya que en España sigue siendo prácticamente imposible el continuar con deporte de alto nivel ya en la universidad (ver post: Deporte de élite y estudios, ¿compatible en España?). Las cosas han cambiado desde mis años (yo tuve que dejar de estudiar en España a los 16 años) y se han hecho iniciativas con el objetivo de ayudar a deportistas de alto nivel. Desgraciadamente estamos a años luz de la organización, coordinación, valoración, flexibilidad, comprensión, mentalidad y deseo de ayuda que existe en cualquier campus americano con relación a los deportistas que estudian en sus clases y compiten representando a su universidad.

3) La situación económica, ética y social en España alarma a los padres

En estos últimos meses estamos escuchando y viendo como algunos padres no quieren que sus hijos se queden en España, y que están dispuestos a hacer cualquier esfuerzo con tal de darles la oportunidad de salir de nuestro país y de educarse en Estados Unidos. Están cansados del clima de crispación política que existe, del descontrol de nuestros jóvenes, de la falta de oportunidades profesionales una vez terminan la universidad, y de la pérdida de valores en nuestra sociedad. Estos padres ven en Estados Unidos la opción idónea para el futuro personal y profesional de sus hijos.

4) La reputación académica del sistema universitario americano

Las universidades americanas siguen ocupando los puestos de liderazgo de cualquier ranking académico a nivel mundial, con un sistema de aprendizaje muy diferente al español, con profesores cercanos y preocupados por el desarrollo de los estudiantes, y con muchos medios para llevar a cabo lo aprendido día a día en las aulas, algo clave para su entrada en el mundo laboral. Estudiar carreras como Biología, Comunicación, Business (administración de empresas, marketing, contabilidad, finanzas), Tecnología, Ingeniería (eléctrica o mecánica), son una garantía para el futuro de cualquier graduado en Estados Unidos, sobre todo para un estudiante internacional que quiera quedarse en Estados Unidos o quiera volver a Europa. Nuestro Programa de Desarrollo Profesional confirma el deseo de contratar a graduados de universidades americanas, e importantes multinacionales americanas en España quieren tener a estudiantes formados en Estados Unidos como parte de sus empresas.

5) Las instalaciones deportivas en Estados Unidos

Una de las cosas que más asombra cuando se llega a Estados Unidos es la modernidad y grandeza de las instalaciones deportivas que tienen, sobre todo en algunas de las grandes universidades americanas. Siempre pongo como ejemplo las instalaciones de mi Universidad de Georgia, que tiene un campo de fútbol americano con capacidad para 93.000 personas, que se ha llenado durante los últimos 20 años. En esta universidad tuve la suerte de jugar a tenis delante de 5.300 espectadores, nuestras gimnastas competían con 10.000 personas animándolas, y las chicas futbolistas tenían siempre más de 2.000 personas viéndolas jugar sus partidos de competición. Los nadadores entrenaban y competían en las instalaciones de natación de los Juegos Olímpicos de Atlanta (dentro de la misma universidad), y a las chicas de hípica se les ha hecho un estadio nuevo para ellas y para sus caballos. A esto hay que añadir un edificio nuevo exclusivamente para que los deportistas estudien y reciban tutorías. El pasado año estuve en Georgia y me dijeron que tenían un “problema”: habían renovado todas las instalaciones en los últimos 5 años y no sabían que hacer con los 25 millones de dólares que todavía tenían en el banco para infraestructuras deportivas.

6) Las experiencias tan positivas de los deportistas que ya están en USA

Los mejores embajadores del sistema universitario americano son las decenas de deportistas que se encuentran estudiando y entrenando en universidades americanas, cuando vuelven a España en vacaciones de verano y de navidades. Estos jóvenes vuelven a sus clubes contando historias y experiencias vividas en los campus americanos, detallando como es día a día y explicando en primera persona las bondades del sistema americano. Esto les convierte en referencias y modelo a seguir, y está haciendo que los deportistas más jóvenes de los clubes y de sus federaciones quieran hacer lo mismo en el futuro, persiguiendo un objetivo alcanzable para su futuro personal, académico y deportivo. Puedes leer la experiencia personal, deportiva y académica de una tenista en el Blog.

7) Abriendo mentes gracias a una experiencia internacional de muchos años

Uno de los grandes beneficios de esta oportunidad es el crecimiento personal que experimentan estos jóvenes, viviendo una experiencia de múltiples años en un país extranjero. En Estados Unidos maduran rápidamente como personas al tener que buscar soluciones por si mismos, sin la ayuda de sus padres. También tienen que superar la barrera del idioma, así como convivir con estudiantes y compañeros americanos y de todo el mundo. Gracias a convivir con estudiantes y compañeros de otras nacionalidades, otras razas y otras religiones, la mayoría de estudiantes experimenta una apertura de mente muy positiva para su futuro. En mi primera universidad (Texas Christian University) éramos 8 jugadores en el equipo, de 8 nacionalidades diferentes (Inglaterra, México, España, Australia, Sudáfrica, Estados Unidos, Canadá, e India). En mi segunda universidad (University of Georgia) mis compañeros de entrenos y de casa eran un musulmán, un judío, y un budista (siendo yo católico), con muchos debates y conversaciones sobre conflictos debidos a la religión. Esos años y esas experiencias han sido la base a una vida de adulto llena de comprensión, tolerancia y riqueza.

8) El trampolín al deporte profesional y a los Juegos Olímpicos para algunos deportistas

En algunos casos el deporte universitario es el medio utilizado por el deportista para continuar con su desarrollo deportivo, complementándolo con su educación universitaria. Nuestros mejores golfistas de 18 a 22 años están en universidades americanas (apoyados por la Federación) preparando el salto al golf profesional. Otros deportes más americanos, como el baseball, el baloncesto o el fútbol americano, reciben a cientos de graduados cada año que saltan al profesionalismo después de su paso por la universidad. Y otros deportes como natación o atletismo nutren equipos nacionales de todo el mundo, y de hecho cientos de deportistas universitarios participaron en los Juegos Olímpicos de Londres, mientras entrenaban en una universidad americana. En estos últimos meses hemos empezado a trabajar con un buen número de campeones de España de atletismo y de natación, muchos de ellos con el objetivo de clasificar a los Juegos de Rio de 2016, y todos ellos convencidos de que sus posibilidades van a ser mucho más altas entrenando en Estados Unidos que quedándose en España.

9) Estamos en el año 2012, el inglés es algo imperativo 

Increíblemente el inglés sigue siendo la asignatura pendiente en nuestro país, cuando hablar un buen inglés debería de ser más importante que saber cuanto son dos más dos. Todos los deportistas que pasan por Estados Unidos acaban con un inglés perfecto, tanto hablado como escrito, después de pasar múltiples años en el país americano no sólo viviendo y entrenando, sino también estudiando. Este punto, junto con la internacionalización y la carrera estudiada en Estados Unidos hace que los deportistas formados en Estados Unidos miren al futuro con gran optimismo, ya que las multinacionales y organizaciones internacionales necesitan a profesionales que sean capaces de comunicarse a la perfección, tanto de manera oral como escrita, con compañeros de todo el mundo.

10) Sacarle todo el jugo a tantos años dedicados al deporte

La mayor parte de los deportistas con los que trabajamos son jóvenes que no han sido estrellas a nivel nacional, pero que han dedicado gran parte de su vida al mundo del deporte. En muchos casos los padres han hecho sacrificios familiares constantes, además de haber invertido mucho tiempo y dinero en el desarrollo deportivo de sus hijos. Una de las frases que escuchamos muy a menudo es ¨sería una pena que después de tantos años tuviera que dejar el deporte a los 18 años¨, con lo que la salida americana les permite seguir con deporte de alto nivel al menos hasta los 22 años. Además de esto la inmensa mayoría de nuestros clientes no han recibido ni un euro en ayudas; tampoco ropa para entrenar o competir, y en muchos casos no han tenido un grupo de entrenamiento o los medios suficientes para poder entrenar. El camino americano representa ese premio para la mayoría de deportistas, esa última experiencia deportiva antes del salto al mundo laboral, y esa recompensa (en forma de becas, de entrenamientos, de equipos, de competiciones, de viajes), a todos los sacrificios realizados durante tantos años.

Equipo AGM
marketing@agmeducacion.com
Suscríbete a nuestro blog!

Recibirás un aviso cuando publiquemos un artículo



¿QUIERES QUE TE INFORMEMOS SOBRE TUS POSIBILIDADES?

Te recordamos que AGM puede evaluarte sin compromiso